No permita que lo estafen


Guía G-205
Revisado por Bryce Jorgensen¹
Facultad de Ciencias Agrícolas, Ambientales y del Consumidor, La Universidad Estatal de Nuevo México


Autores: Especialista de Extensión en Gestión de Recursos de Familia. Departamento de Ciencias de la Familia y del Consumidor de Extensión. (Imprimir PDF amistoso)

Según Experian, los estadounidenses presentaron 1.1 millones de denuncias de robo de identidad y los consumidores reportaron $744 millones robados en 2017. En Nuevo México hubo 12,326 denuncias de robo de identidad en 2017. En 2016, el robo de identidad alcanzó un nivel récord, afectando a 15.4 millones de estadounidenses con $16 billones reportados en robos ese año. Parte de este aumento se debe a que los delincuentes están haciendo más compras en línea o robando datos personales para tomar control de cuentas personales.

Los fraudes evolucionan para tratar de adaptarse a situaciones actuales. El concepto de fraude puede ser el mismo, pero las personas que cometen fraudes modifican los enfoques y los métodos operacionales. Los estafadores usarán cualquier oportunidad para hacer que sus proyectos engañosos sean tentadores y creíbles para los consumidores.

Estar atento es el primer paso para que el consumidor se proteja. Se puede evitar muchos problemas identificando las estrategias fraudulentas y las tácticas usadas para engañar a los consumidores y robarles su dinero.

Imagen de una lupa y las palabras "robo de identidad".

© Balefire9 - Dreamstime.com

Mientras que los tipos de fraudes pueden cambiar ocasionalmente, las tácticas empleadas por los estafadores son parecidas. Ellos se esfuerzan para obtener su información personal y su dinero enfocándose en el temor, urgencia, seguridad, necesidades económicas y problemas de salud. Para protegerse de la constante evolución de las estrategias fraudulentas, tome las siguientes precauciones:

  1. Identifíquelas: el primer paso es mantenerse alejado de los esta-fadores. La táctica de los estafadores es intimidar a los consumidores presentándose como alguien importante, como funcionario del gobierno, su banco, u otras cuentas importantes que pueda tener. Usted no está obligado a enviarles dinero hasta que pueda confirmar lo que le están diciendo.

  2. Tómese su tiempo: busque servicios o productos en varios lugares y compare precios y calidad. Los estafadores quieren que usted tome una decisión rápida amenazándolo o exagerando las consecuencias de no pagarles por “sus servicios”.

  3. Contrato: no firme ningún contrato sin leerlo cuidadosamente o cualquier contrato que tenga líneas o espacios en blanco. Una táctica fraudulenta es añadir información perjudicial en estos espacios en blanco. Si tiene preguntas, consulte a su abogado o a alguien a quien conozca y en quien confíe.

  4. Pagos: no le dé el número de su tarjeta de crédito o cuenta bancaria a nadie por teléfono, a menos que usted haya hecho la llamada. No pague por servicios antes de recibirlos y de estar satisfecho con ellos.

  5. No, gracias: esta bien colgar el teléfono o cerrar su puerta amablemente, pero de manera firme, aunque esto podría requerir de un poco de práctica. En estafas por internet, aprenda cómo ignorar correos electrónicos atractivos, anuncios (banners) y ventanas emergentes (pop-ups). Si alguna vez recibe una llamada automática pregrabada (robocall), cuelgue inmediatamente y repórtela a la FTC (Comisión Federal de Comercio). Estas llamadas son ilegales y no están permitidas.

  6. Demasiado bueno: desconfié de las promesas de productos o servicios a precios “especiales”, premios que exigen un pago o un cargo por servicio, y ofertas “gratis”. Recuerde que cuando una oferta parece demasiado buena para ser cierta, generalmente es un engaño! Sin embargo, sea cauteloso, porque estos estafadores ya están preparados para contraatacar: una oferta fraudulenta puede ser adaptada deliberadamente para que no parezca una oferta demasiado buena. Los estafadores pueden hasta llegar a crear sitios web de aspecto profesional y blogs con comentarios creíbles.

A continuación, algunos ejemplos de los fraudes más recientes.

Fotografía de una mujer hablando por teléfono mientras mira una tarjeta de crédito.

© Balefire9 - Dreamstime.com

Rescate de ejecución o modificación hipotecaria

Los estafadores saben que los propietarios con dificultades son blanco fácil para obtener dinero fácil. Las dos maneras principales para hacer fraude son: requerir al propietario con problemas el pago de altos honorarios anticipados y firmar documentos que llevan a entregar la casa a estos estafadores. En cualquier caso, estos estafadores convencen a las personas de su habilidad para prevenir una ejecución hipotecaria (foreclosure) reduciendo el saldo de la hipoteca, los pagos mensuales de la hipoteca, y la tasa de interés, aprovechando los incentivos fiscales y el paquete de estímulo económico del gobierno.

En realidad, los propietarios pueden solicitar una modificación de la hipoteca a sus agentes de préstamos o entidades crediticias sin costo alguno. A las compañías hipotecarias no les gusta las ejecuciones hipotecarias porque pierden dinero. Los administradores de préstamos hipotecarios fraudulentos que prometen hacer maravillas podrían usar tácticas de presión como hacerlo firmar un montón de documentos que incluyen entregar el título de propiedad de la vivienda, enfatizando que el fraude es la única solución e insistiendo en la necesidad de actuar con rapidez.

Fraudes relacionados con crédito

Los fraudes con tarjeta de crédito se dan de muchas maneras, incluso con obsequios (camisetas, al-muerzos), al llenar una solicitud de tarjeta de crédito o por meseros en un restaurante que se roban el número de su tarjeta de crédito. Una practica muy común en las universidades es cuando unas personas instalan mesas donde ofrecen cupones para un almuerzo o una camiseta gratis cuando las personas solicitan una tarjeta de crédito. Los jóvenes estudiantes universitarios que no tienen conocimiento de esta sucia táctica, dan sus números de Seguro Social y otra información personal en estas aplicaciones para tarjetas de crédito. Esta información es a su vez usada por los estafadores para solicitar tarjetas de crédito bajo el nombre de los estudiantes, las que luego son usadas por los estafadores.

En los últimos años, las tarjetas de crédito y débito han pasado de tener una banda magnética en la parte posterior al uso de tarjetas con el chip EMV más avanzado. Con este tipo de tarjetas ha habido una reducción significativa de tarjetas falsificadas, pero ha hecho que los ladrones lo hagan en línea, donde no necesitan una tarjeta física para hacer compras. Básicamente, un nuevo mundo se ha abierto para los ladrones.

Estafas “por favor confirme”

Diferentes tipos de estafas se pueden agrupar bajo esta categoría de estafas “Por favor confirme” los estafadores lo contactan por correo electrónico o por teléfono, pidiéndole confirmar alguna información personal. Los estafadores incluyen frases intimidantes como “con fines de actualizar la seguridad”, “desactivación del correo electrónico si no confirma inmediatamente” y “suspensión de cuenta financiera”. Los estafadores agregan legitimidad a sus correos electrónicos o a sus llamadas telefónicas expresando urgencia en su voz, incluyendo la información de contacto del funcionario, e insertando el logotipo de la empresa (ej. PayPal, BBB), en el correo electrónico. De nuevo, el objetivo de estos estafadores es obtener su número de Seguro Social, información de su tarjeta de crédito, y la contraseña de su cuenta para robarle su dinero directamente o por robo de identidad.

Estafa con autos robados

El problema principal con este fraude es que los estafadores han creado esta estafa tan profesionalmente que es casi imposible para los consumidores detectarlo. Lo que sucede es que los autos robados son vendidos a los consumidores, generalmente a un precio muy bajo. Normalmente, los consumidores pueden usar el número de identificación del vehículo (VIN) de un auto para revisar el informe del historial de un auto usado, que incluye información de si el auto usado fue robado, desechado como chatarra o estuvo involucrado en un accidente.

En la estafa de autos robados, los estafadores crean números falsos de identificación de vehículos para el carro robado, robando números de identificación de autos similares que se encuentran en zonas públicas; estos números de identificación del vehículo (VIN) parecerán estar bien al ser revisados por los consumidores. Si un consumidor compra uno de estos autos robados fraudulentos, y el auto es hallado por la policía, le será incautado y devuelto a su propietario legítimo, dejando al consumidor con una gran pérdida. Una manera de prevenir que esto suceda es comprobar que no hay señales de que la etiqueta del VIN y el área alrededor de esta hayan sido falsificadas o alteradas. También, busque señales de que las calcomanías en la puerta no hayan sido alteradas.

Estafas internacionales y contra inmigrantes

Los extranjeros e inmigrantes tienen mayor probabilidad de ser blancos de fraude al consumidor, debido a su inexperiencia y falta de conocimiento del mercado de Estados Unidos. El mercado disponible para esta población es limitado a causa de las ba-rreras del idioma y el estatus de inmigrante indocumentado, factores manipulados por los estafadores. Entre los principales fraudes que han venido afectando a esta población están la compra de autos robados, adquisición o compra inadecuada de casas, selección de planes de seguro de auto, procesos de libertad bajo fianza y servicio de tarjetas telefónicas.

Cómo denunciar un fraude

La mejor manera de frenar el fraude al consumidor es denunciarlo ante las autoridades competentes. Si sospecha un plan fraudulento, comuníquese con la División de Servicios para la Defensa del Consumidor y la Familia a:

Consumer & Family Advocacy Services Division
Attorney General’s Office
P.O. Drawer 1508
Santa Fe, NM 87504-1508
505-490-4060
Teléfono gratuito: 1-844-255-9210

Formulario electrónico de Nuevo México de reclamos del consumidor (en inglés): https://www.nmag.gov/uploads/files/ComplaintForms/ConsumerComplaintForm.pdf

Formulario electrónico de Nuevo México de reclamos del consumidor (en español): https://www.nmag.gov/uploads/files/ComplaintForms/Consumer%20Complaint%20Form%20Spanish.pdf

Si la denuncia de fraude involucra leyes federales, puede comunicarse con la agencia federal correspondiente en el sitio web http://www.pueblo.gsa.gov/complaintresources.htm y/o comuníquese con el Centro de Respuestas para el Consumidor de la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Comisión, FTC) en:

FTC Consumer Response Center
Washington, D.C. 20580
1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357)
www.ftc.gov

Asegúrese también de registrarse en ftc.gov/scams para obtener alertas de fraude de la FTC gratuitamente.

Las denuncias acerca de comercio electrónico que involucren muchos países pueden presentarse en www.econsumer.gov.

Es muy importante que presente las denuncias para documentar la frecuencia de fraude y abuso de manera que puedan tomarse las medidas adecuadas en contra de estas personas o empresas. Si no está seguro dónde presentar una denuncia, puede preguntar o presentar su denuncia en cualquiera de las agencias mencionadas anteriormente.

Los funcionarios pueden prestar asistencia con sus denuncias, incluso indicarle el mejor sitio para presentarlas. Asistencia en español podría estar disponible en estas organizaciones.

Para leer más

G-216: You Can Check Your Credit Rating
http://aces.nmsu.edu/pubs/_g/G216/welcome.html

G-228: What Records Should You Keep?
http://aces.nmsu.edu/pubs/_g/G228/welcome.html

G-260: Small-Dollar Predatory Lending and Bad Loans
http://aces.nmsu.edu/pubs/_g/G260/welcome.html


Autor original: Jackie Pinson, especialista de Extensión en finanzas familiares. Revisado posteriormente por Jackie Martin, especialista de Extensión en finanzas familiares, Constance Kratzer, especialista de Extensión en gestión de recursos familiares y M. Fahzy Abdul-Rahman, especialista de Extensión en gestión de recursos familiares.


Photo of Bryce Jorgensen.

Bryce Jorgensen es especialista de Extensión en gestión de recursos familiares de NMSU. Obtuvo su doctorado en la Universidad Virgina Tech. Como asesor, instructor, autor y orador se enfoca en lograr el bienestar individual, relacional y financiero de los Nuevo Mexicanos. Experto en psicología del cambio, mentalidad y economía de la conducta, Jorgensen ofrece programas personalizados que conducen al éxito en la vida y en las finanzas.


Para encontrar más recursos para su negocio, hogar o familia, visite el sitio web de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Ambientales y del Consumidor, http://aces.nmsu.edu/pubs/

El contenido de las publicaciones se puede reproducir gratuitamente con fines educativos. Se reservan todos los demás derechos. Para obtener permiso para usar las publicaciones, comuníquese con pubs@nmsu.edu o con los autores que se mencionan en la primera página de la publicación.

La Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU) acata las pautas de acción afirmativa y de oportunidad equitativa en el empleo y en la educación. Este proyecto es una colaboración entre NMSU y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Revisado en Febrero de 2019 Las Cruces, NM