Impactos Económicos de Tricomoniasis


Guía B-233

Sergio Soto-Navarro, Craig Gifford, John Wenzel y Jerry Hawkes

Facultad de Ciencias Agropecuarias, del Medio Ambiente y del Consumidor, New Mexico State University


Profesor, Nutrición de Rumiantes, Departamento de Zootecnia y Pastizales; Especialista en Extensión de Ganado de Carne; Veterinario de Extensión; Departamento de Extensión Animal y Recursos Naturales, Universidad Estatal de Nuevo México; Decano de la Escuela de Ciencias, Colegio de la Comunidad de Casper. (Print Friendly PDF)

Introducción

Tricomoniasis es una enfermedad que puede ser económicamente devastadora en un periodo corto de tiempo. Tricomoniasis es causado por protozoarios Tritrichomonas foetus, y es una enfermedad de transmisión sexual en el ganado. Adicionalmente, no causa signos clínicos en animales infectados. No se cuenta con tratamiento efectivo para curar animales infectados, lo cual hace la enfermedad difícil de controlar si no se siguen las prácticas preventivas apropiadas. Una vaca susceptible que es empadrada por un toro infectado se infectará con el organismo, y generalmente abortará, reanudará la ciclicidad reproductiva infectando a todos los toros que la empadran mientras está infectada. Los toros infectados transmitirán la enfermedad a las vacas que empadran y la enfermedad se propaga rápidamente a través del hato. Tricomoniasis se sabe que reduce la fertilidad del hato, y los impactos económicos de las pérdidas reproductivas pueden ser sustanciales para la empresa ganadera con amplias implicaciones tanto para la producción como para la sustentabilidad económica. Sin embargo, no se ha evaluado el alcance total de los daños económicos asociados con un brote de tricomoniasis en las operaciones ganaderas de Nuevo México.

Por lo tanto, una serie de factores que tienen un impacto en el perfil económico de la unidad de producción ganadera se consideraron en una encuesta reciente de premisas positivas conocidas en todo Nuevo México. Los factores fisiológicos que se encontraron con el mayor impacto económico incluyeron: becerros destetados, tasa de concepción, tasas de eliminación de vacas, pesos al destete y restablecimiento del rebaño. Los impactos asociados con la tricomoniasis no son por un año, sino una situación a largo plazo que requiere un manejo intensivo por parte del ganadero para recuperar la rentabilidad.

Foto de gandado de carne.

John Wenzel, cortesía de Hurt Cattle Company.

Costo y rentabilidad estimada

Se estimaron los costos y rendimientos de un rancho representativo utilizando el modelo de la Universidad Estatal de Nuevo Mexico. El rancho representativo tenía 400 vacas, toro / vaca de 1:20, taza de reemplazo 15% y 91% de becerros destetados. El costo del análisis comparativo y la estimación de ganancia para un hato infectado con tricomoniasis tenían el mismo número de vacas madre, con una proporción de toros por vaca de 1:20, tasa de reemplazo del 35% y 64% de destete. Estos valores fueron determinados a través de las respuestas de la encuesta del modelo de la Universidad de Nuevo Mexico.

Implicaciones económicas de la tricomoniasis en Nuevo México

El porcentaje de terneros destetados en los ranchos positivos a tricomoniasis en Nuevo México se redujo en casi un 37% después de que se identificó la enfermedad. Los impactos económicos asociados con menos terneros son multifacéticos para la unidad de producción. Primero, la realidad de vender menos terneros tiene un impacto significativo en el rendimiento para la empresa. En segundo lugar, debido al entorno extremo en Nuevo México, la mayoría de los productores consideran necesario criar sus propias vaquillas de reemplazo para adaptar sus animales al medio ambiente. Una reducción en los terneros destetados limitará el proceso de tomar decisiones del productor a medida que evoluciona la planificación. No solo se destetaron menos becerros, sino que los de mercado fueron más ligeros con la presencia de tricomoniasis, lo que redujo aún más los rendimientos brutos. El resultado de los becerros más ligeros represento aproximadamente $21 por vaca. En general, este modelo de investigación indicó que los impactos económicos de la tricomoniasis fueron superiores a $300.00 por vaca en la empresa ganadera representativa.

Las tasas de concepción fueron del 90,55% para la empresa libre de enfermedad y del 64,5% para la empresa expuesta a tricomoniasis. El impacto fisiológico y económico se manifiesta en becerros destetados. Cuando la enfermedad está presente, los efectos sobre la concepción son significativos. La concepción puede demorarse varios ciclos. Se estima que cada ciclo que una vaca no cría reduce el peso de destete de su becerro hasta en 50 libras. Además, muchas vacas no se recargarán, y tendrán que venderse como vacas abiertas. Las vacas que estaban preñadas, al momento de la prueba de preñez, pueden abortar en cualquier momento hasta los 240 días de gestación1. Quizás lo más devastador es la pérdida en el destete de becerros, que puede ser del 10 al 50% el primer año, dependiendo de la tasa de transmisión en el rebaño, que depende en gran medida del número de toros infectados.

El incremento en la taza de remplazo del hato reproductor presenta desafíos económicos tanto financieros como genéticos. Se ha demostrado que la tricomoniasis altera la composición genética del hato reproductor. Los productores de Nuevo México deben seleccionar vacas que puedan producir en un ambiente donde el forraje a menudo sea limitado, y puede llevar décadas construir un hato adaptado al ambiente desafiante. Por lo tanto, la compra de becerras de reemplazo no es común para la mayoría de los productores de Nuevo México. Generaciones de selección genética relacionadas con el desarrollo del hato de vacas reproductoras han sido devastadas por tricomoniasis. Es muy difícil determinar el valor económico especifico de esta enfermedad a través de la implementación del costo representativo y la estimación de ganancia, pero la reducción en el porcentaje de pariciones asociado con la tricomoniasis hace que sea necesario comprar hembras de reemplazo. Este costo adicional solo se compensa parcialmente con el aumento de las ventas de animales de desecho. Los costos asociados con el reemplazo de toros se estimaron en más de $ 80,000 para el modelo representativo.

Pruebas de Hato

La única forma conocida de eliminar la enfermedad y prevenir la infección es probar los toros; por lo tanto, las pruebas de tricomoniasis son una inversión positiva para la entidad ganadera. El costo de una prueba de tricomoniasis se estimó en $ 46.21 por toro según lo determinado por el promedio de la encuesta. En relación con la posible pérdida económica asociada con la enfermedad en caso de que la empresa se infecte, este costo parece ser un rendimiento positivo de la inversión. Además, las pruebas anuales también facilitarán las relaciones de trabajo positivas con las empresas ganaderas vecinas. Los esfuerzos de colaboración para aumentar las pruebas de tricomoniasis en una región son un concepto recomendado y es el método más efectivo para eliminar o minimizar la propagación de la enfermedad.

Resumen

La tabla 1. proporciona un resumen del impacto económico de la tricomoniasis. La contaminación de esta enfermedad en una empresa ganadera tendrá impactos económicos negativos. Estos impactos cambiarán tanto la liquidez como la solvencia. En general el estudio determinó que todos los factores combinados tendrán un impacto económico total para la empresa ganadera de más de $400 por vaca. La ganancia anualizada de la inversión superaría el 129% en este escenario. Un rendimiento con un nivel de importancia tal como se presenta permite al propietario / equipo de administración de la empresa ganadera tomar una decisión fácil: iniciar y sostener las pruebas de tricomoniasis.

Tabla 1. Perfil económico de la tricomoniasis en Nuevo México

Sin Tric

Por Vaca

Con Tric

Por Vaca

Numero de vacas

400

400

% becerro destetados

91%

64%

Peso al destete Becerros

495

486

Peso al destete Toros

515

509

Tric Prueba / toro

$0.00

$0.00

$46.25

$0.12

Ganancia

$242,063.00

$605.16

$166,114.00

$415.29

Costo Total

$165,037.00

$412.59

$249,822.00

$624.56

Ganancia sobre todo el costo

$77,025.00

$192.56

-$83,708.00

-$209.27

Cambio en el retorno -$401.83

Comunicación personal, Dr. Robert Bon Durant, Universidad de California –Davis, 1995. (back to top)

For Further Reading

B-228: Pregnancy Loss in Beef Cattle
https://aces.nmsu.edu/pubs/_b/B228/welcome.html

B-230: Tricomoniasis en el ganado de carne
https://aces.nmsu.edu/pubs/_b/B230sp/welcome.html

B-232: Beef Bull Breeding Soundness Examination
https://aces.nmsu.edu/pubs/_b/B232/welcome.html


Photo of Sergio Soto-Navarro.

Sergio Sot-Navarro es Profesor de Nutrición Animal en la Universidad Estatal de Nuevo México. Obtuvo su licenciatura y Maestría en la Universidad Autónoma de Baja California y el doctorado en la Universidad Estatal de Nuevo México. Su investigación se enfoca en la nutrición de ganado en pastoreo.


Para encontrar más recursos para su negocio, hogar o familia, visite el sitio web de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Ambientales y del Consumidor, aces.nmsu.edu/pubs.

El contenido de las publicaciones puede reproducirse con propósitos educacionales. Todos los derechos reservados. Para permiso del uso de las publicaciones con otro fin o propósito, por favor contacte pubs@nmsu.edu o los autores de la publicación.

La Universidad Estatal de Nuevo México (por sus siglas en inglés NMSU) acata las pautas de acción afirmativa y de oportunidad equitativa en el empleo y en la educación. Este proyecto es una colaboración entre NMSU y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

mayo 2020 Las Cruces, NM